miércoles, 24 de agosto de 2016

De libros y de simplificar

Hace un tiempo decidí simplificar mi vida, reduciendo o no adquiriendo más pertenencias de las que he ido acumulando .
     Soy una amante de los libros, y adoro el olor del papel impreso, el tacto de las páginas mientras estoy leyendo, el sonido de las hojas, supongo que como cualquier amante de los libros. Pero ahora he cambiado mis prioridades. Tengo dos lectores electrónicos, fruto de regalos de personas que me conocen bien, y es ahí donde leo. Reticente al principio, convencida al final de las ventajas del lector electrónico y de los libros digitales.
     Primero, estoy contribuyendo, o eso me gusta pensar a que no se corten más árboles, que ya se que se seguirán cortando pero yo no seré parte responsable de su tala. Segundo, las estanterías de mis muebles aligerarán el peso, con lo que es posible que mis muebles duren más tiempo. Que me acabaré aburriendo de ellos de todos modos, pero este tema pertenece a otro post. Tercero, el polvo que acumulan ... Limpiar me quita tiempo para leer, si tengo que limpiar más libros tendré menos tiempo para mi y para leer. Cuarto, son más baratos, con el dinero que me ahorro, me puedo permitir alguna tarde de spa, ir a algún museo cuando viajo, digamos que si puedo adquirir la misma cosa más barata, para que pagarla más cara. Y utilizar ese dinero en otra cosa que me aporte más a mi vida.
     Entre los inconvenientes, no voy a dejar un legado de libros importantes para mi hijo, pero el tendrá los suyos y cuando yo deje de ocupar espacio en este mundo, se acordará de mi si le dejo libros de igual modo que si no se los dejo. Recordará alguna de mis contribuciones a su vida, si es que he hecho alguna. No presumo de una gran biblioteca, cosa que me encanta y no para presumir ante las visitas, de eso nada, si no para presumir ante mi. Observar en las estanterías todos los libros que han ocupado mis tardes de lectura, verlos y saber de que van, volver a cogerlos y encontrar anotaciones...
     De cualquier modo, he aprendido que lo único que me voy a llevar de esta vida son mis vivencias, y el disfrute de mi tiempo, así que no necesito tener tantas cosas materiales. Soy feliz con la lectura y eso es lo que me llevaré cuando me vaya.

Sígueme por email.

Páginas vistas en total